En Hoteles Dann te ofrecemos un viaje hacia el primer amor de tu paladar

Se asoma un niño hasta donde alcanza su altura para olfatear mejor el aroma que se desprende de una olla puesta al fogón. Ese aroma queda archivado en la bruma de la memoria, hasta que ese recuerdo, agazapado a lo largo de muchos años, se activa repentinamente al pasar por la puerta de una plaza de mercado. Y al activarse ese remoto recuerdo todo el sistema límbico reacciona como una explosión de fuegos artificiales en el “niño”.
Así de importantes son los sabores y los olores en la construcción del ser humano; por eso, tener una experiencia de viaje sin probar los sabores locales es perderse una ilimitada posibilidad de descubrir otros mundos, una especie de “miopía” o tara (y sí, hay gente que al viajar lo primero que busca es la cadena de comida rápida de su preferencia, que es como una automutilación de la experiencia).

Sabores de Colombia

En el concierto de las gastronomías latinoamericanas de alcance mundial como la mexicana o la peruana, la comida colombiana tiene una gran potencialidad: casi 5 millones de embajadores (colombianos en el exterior) que añoran los sabores de casa, que por supuesto trascienden a la bandeja paisa, el ajiaco y el sancocho. País privilegiado bañado por dos océanos, surcado por tres cordilleras, con diversas regiones muy particulares, Colombia es un país para bailar, para leer, para beber, para disfrutar la vista y por supuesto: para comer: arroz atollado, ternera a la llanera, pargo frito, arroz con coco, empanadas y fritanga en general, tamales, sobrebarrigas guisadas o asadas, arepas y panadería típica (almojábanas, pandebonos, pandeyucas), además de postres deliciosos.

Una manera de “colombianizar” las comidas es el acompañamiento del llamado (dependiendo de la región) sofrito, guiso u ‘hogao’: aderezo hecho de cebolla larga, ajo, tomate finamente picado, cilantro y comino.

¿Cómo degustar el destino en Hoteles Dann?

Somos una cadena que ofrece destinos muy diversos y que cubren una parte muy importante del territorio nacional. Destaca como destino gastronómico nuestro Hotel Dann Monasterio, por la riqueza de sabores que ofrece el Cauca, y en particular Popayán: empanadas y tamalitos de pipián con ají de maní, Pero podríamos citar también nuestros hoteles en Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga, Cali, Ibagué, Medellín y Cartagena cada uno con propuestas tradicionales y de fusión para que nuestros sentidos celebren una fiesta de aromas y sabores de la tierra.

¿Quieres degustar un destino Dann?

En Hoteles Dann te ofrecemos un viaje hacia el primer amor de tu paladar

Menú