Suena uno de los solos de piano más conocidos de la música colombiana y latinoamericana, luego suena el bajo, y a continuación, al unísono con una floritura de timbal, el grito de batalla: “Vacilan los rumberos”.

“Del Caribe aflora, bella, encantadora, con mar y río, una gran sociedad…”.

En Barranquilla me quedo es uno de esos temas que condensan el espíritu de una ciudad: la composición de Joe Arroyo, quien no es barranquillero, simboliza la capacidad de acoger al foráneo con los brazos abiertos. “Llegué a ti cuando tenía mis catorce primaveras”.

Una ciudad abierta al mar, y que es puerta de entrada y salida para mercadería, gente, ideas y cultura. Y aunque Macondo quedara tan lejos del mar, Barranquilla es un espacio macondiano. Un lugar en el que todo puede pasar sin que cause sorpresa ni asombro alguno. Un lugar de todas las cosas y todos los milagros. Una ciudad de primeras veces: las primeras vías férreas, la primera compañía de aviación, las primeras líneas telefónicas, la primera emisora radial. Un sitio cosmopolita y de segundas oportunidades: franceses, alemanes, judíos, italianos, sirio-libaneses, jordanos, chinos, japoneses y venezolanos son algunas de las nacionalidades que han sabido encontrar en La Puerta de Oro de Colombia un espacio para empezar una vida nueva.

Barranquilla es una ciudad en permanente reinvención, y tiene en su carnaval, más que una pausa, un catalizador de ese proceso. “Blablabla blebleble blobloblo”. Más de 300.000 mil visitantes llegan cada año para unirse a la fiesta folclórica y cultural más importante de Colombia, que durante cuatro días se alimenta (y se bebe) del espíritu de la alegría, la música, el baile, el jolgorio y el abrazo sincero de los lugareños.

Entre la oferta hotelera barranquillera destaca Dann Carlton, localizado en la zona norte de la ciudad. Su ubicación estratégica brinda una gran cercanía al sector industrial, a las principales vías de acceso y centros empresariales de la ciudad, así como a los mejores bares, restaurantes y sitios turísticos representativos de la región. Dadas sus ventajas: ubicación estratégica, ambiente laboral exclusivo, comodidad para eventos y reuniones empresariales dentro del hotel, calidad y calidez del servicio, el Hotel Dann Carlton Barranquilla se presenta como una excelente opción para los viajero de negocios o quienes vienen a gozar del carnaval.

“Que lo sepa todo el mundo que en Barranquilla me quedo…”.

Experimenta Barranquilla en Hoteles Dann

¿Vienes a Barranquilla? Te invitamos a conocer los extraordinarios servicios que brinda Dann Carlton Barranquila.

Menú